• Inicio
  • Comidas
  • Todo lo que no debes comer después de un entrenamiento físico

Todo lo que no debes comer después de un entrenamiento físico

Un entrenamiento físico intenso, puede quemar muchas calorías y  llega a realizar maravillas en su físico, pero debe tener cuidado para que todo ese esfuerzo no se eche a perder en un simple almuerzo.

Si eres una persona que se toma muy en serio su entrenamiento físico, es necesario tomar también en serio las comidas después del entrenamiento.

Después de un entrenamiento extenuante, el cuerpo envía una señal al cerebro que dice “aliméntame, tengo mucha hambre”. En un esfuerzo por satisfacer rápidamente la demanda de energía, muchos optan por los alimentos equivocados, que están llenos de ingredientes incorrectos.

Para sacar el mayor provecho a su esfuerzo físico, es vital reponer las calorías y nutrientes con una combinación correcta de proteínas y carbohidratos.

Por otro lado, también es importante limitar las calorías que provienen de alimentos poco saludables, cargados de grasa y azúcar.

Para todo esto y mucho más, yoquierocomer.com elaboró un listado de los alimentos que no debes comer luego de un entrenamiento físico.

Verduras Crudas

verduras crudas

Podría parecer sorprendente que los vegetales crudos no se puedan comer después de un entrenamiento, pero por su propia cuenta, no son suficiente.

Las zanahorias, pimientos, apio y brócoli podrían ser muy saludable, bajos en grasa, pero no son suficientes para reponer todo lo que el cuerpo necesita luego de un entrenamiento.

Estos alimentos poseen un mínimo de calorías y no son lo suficientemente sustanciales como para ayudar a restaurar la energía y mantener una tasa metabólica saludable.

Para hacerlos más sustanciales debemos combinarlos con salsas saludables, como por ejemplo salsa de yogur, mantequilla de nueces o humus que poseen muchas proteínas. Y manténgase alejado de las salsas con crema o ingredientes grasos.

Comidas altas en grasas

comidas alto en grasas

Los Sándwich, hamburguesas o nachos entre otras comidas rápidas pueden satisfacer los picos de apetito después de una dura sesión de ejercicios, pero también pueden acabar con el progreso que le ha dado el ejercicio.

Todos estos alimentos ralentiza la digestión de las grasas, que es exactamente lo contrario de lo que se desea al momento de realizar ejercicios.

Aperitivos salados

apereitivos salados

Los bocadillos salados como papas fritas y galletas saladas puede disminuir sus niveles de potasio en el organismo, que es muy importante para la fase de recuperación de sales.

El potasio, es un mineral esencial para su cuerpo y para la función celular, es un electrolito más importante que el de sodio.

Debido a que su cuerpo pierde electrolitos durante un entrenamiento, lo último que se necesita es agotar más potasio con un atracón de chips salados.

Fiambres y embutidos

fiambres y embutidos

Con los fiambres y embutidos hay que tener cuidado, sólo debes comerlos antes del entrenamiento y con medidas muy acotadas y no al final de su entrenamiento.

Esto se debe a que es muy lento para metabolizar después de un alto octanaje, y se ralentizará el pico de metabolismo que obtuvo al realizar ejercicios.

Pizzas

pizzas

Lo sentimos, pero este es el peor alimento para comer luego de un entrenamiento, especialmente si lo rematamos con salchichas, pepperoni u otras cubiertas grasas.

Sólo una porción de pizza puede echar a perder el 100% del esfuerzo realizado durante el entrenamiento. Si estás antojado de algo con queso puedes optar por una tostada de pan de salvado con queso ligth gratinado al horno.

También leyeron...



Deja un comentario

avatar

wpDiscuz