Sidra, una bebida devaluada

La sidra, es una de las bebidas muy devaluadas de los últimos tiempos. Esta gran bebida está siendo opacada poco a poco por el interminable crecimiento de los vinos y algunos espumantes sin olvidarnos que su producción está siendo descuidada en todo sus sentidos.

Así como existen tips para poder catar vinos, la sidra se puede degustar siguiendo algunos simples pasos.

  • La sidra debe degustarse inmediatamente después de descorcharla.
  • Se debe servir en copas de boca anchas.
  • Se toma un sorbo que moje absolutamente toda la boca.
  • Se comenzará a sentir el gusto en la lengua donde podremos apreciar la mezcla de sensaciones que posee la sidra, entre ácida y dulce como así también entre salada y amarga.
  • Al tragarla vamos a sentir el largo del sabor al final de la lengua. Según el tiempo que se quede ese sabor podemos describir la sidra en cortas (dos y tres segundos), medianas (entre tres y seis) y sidras largas (más de siete segundos con su sabor).

Cada sidra puede tener su propio sabor, puede contener un 100% manzanas o una mezcla de manzanas y peras. Aunque las mejores sidras son aquellas que se fabrican manzanas tradicionales como son las Red Delicious y Granny Smith.

Sidra Yambell

Sidra Yambell

Al probar la sidra Yambell, podemos distinguir sabores como manzanas, peras, melón y duraznos. su aroma nos hacer recordar esas navidades de hace muchos años atrás donde descorchar una sidra era todo un acontecimiento.

Sidra Rama Negra

Sidra Rama Negra

Bodega Casarena tiene su propia sidra, lanzada hace poco más de dos años, la llamó Rama Negra.

Su lanzamiento fue tan sorprendente que se agotaron la producción de 18.000 boletas en muy poco tiempo, y a nada menos que $143.

Rama Negra, es una sidra fabricada con el 100% de manzana y colocadas en toneles de robles que le dan su sabor único.

Bodega Cuarto Surco

sidra Bodega Cuarto Surco

Bodega Cuarto Surco lanzó la primer cosecha de su propia sidra en el año 2013, con un total de 6.000 botellas. Ya en el año 2014 redoblaron la apuesta, confiando en la popularidad del año anterior, y lanzaron 15.000 botellas. En tan solo 1 año lograron colocar en el mercada cada una de las botellas.

Tanto fue la popularidad de esta sidra que se siguió vendiendo en todo el año 2015, teniendo que lanzar una nueva cosecha con más de 24.000 botellas para poder cubrir la demanda de sus clientes.

Conclusión

Pueden decir y hablar muchas cosas de la sidra, que es muy dulce, que ya no está de moda y que sus efectos traen aparejada una resaca inaguantable.

Pero en realidad es que es la bebida tradicional para las fiestas de fin de año y que ya es tiempo de tomar consciencia y comenzar a seleccionar una buena sidra para el brindis, aunque cueste unos pesos más.

Hay mucha diferencia entre una sidra de producción masiva a una sidra elaborada a consciencia y con la mejor calidad posible de sus productos. Así que en sus próximos brindis, detente 2 minutos en la góndola y elije con más cuidado cual va a ser la bebida perfecta.

También leyeron...



Deja un comentario

avatar

wpDiscuz