Razones para saber masticar

La última vez que comió algo, le dio alguna importancia a la forma de masticar? Lo más probable es que no, ya que se realiza de forma inconsciente.

Tan pronto como se lleve un trozo de alimento a la boca, se mastica y se tragar, probablemente demasiado rápido, sobre todo si no tenemos mucho tiempo para comer.

El proceso de masticación, es en realidad muy importante, y sirve como primer paso en el proceso digestivo. La forma en que se mastica un alimento, incluyendo cuánto tiempo se mastica, puede afectar significativamente su salud en formas que probablemente nunca supo.

A continuación compartimos las razones para saber masticar:

Absorbe más nutrientes y energía de los alimentos

saber masticar

La masticación rompe las partículas grandes en partículas más pequeñas que se digieren más fácilmente. Esto también hace que sea más fácil para sus intestinos absorber los nutrientes de las partículas de alimentos.

Esto también evita que los alimentos mal digeridos entren en su torrente sanguíneo y causar una amplia gama de efectos adversos a su salud.

 

Mantiene un peso saludable

Cuanto más tiempo se tarda en masticar, más tiempo le tomará para terminar una comida. Investigaciones demuestran que comer despacio puede ayudar a comer menos y, en última instancia, para evitar el aumento de peso o incluso perder peso. Por ejemplo, masticar alimentos el doble del tiempo en que normalmente se realiza, va a ayudarle a controlar el tamaño de las porciones, lo que naturalmente reduce el consumo de calorías.

Se necesita tiempo, por lo general unos 20 minutos, para su cerebro le señale a su estómago que está lleno, y si comemos rápido, en esos 20 minutos podemos comer una gran cantidad de alimentos innecesarios.

El alimento posee una mayor exposición a la saliva

La saliva contiene enzimas digestivas, por lo que cuanto más tiempo se mastica, más tiempo tienen estas enzimas para romper los alimentos, facilitando la digestión en el estómago y el intestino delgado.

Una de estas enzimas es la lipasa lingual, una enzima que ayuda a descomponer las grasas, por ejemplo.

La saliva también ayuda a lubricar la comida, para que sea más fácil pasar por su esófago.

Facilita la digestión

El proceso de masticación rompe los alimentos en trozos pequeños y los licua parcialmente, por lo que es más fácil de digerir.

La digestión es en realidad una tarea muy exigente para el cuerpo, lo que requiere una gran cantidad de energía, especialmente si se ve obligado a digerir los alimentos mal masticados.

Masticar adecuadamente permite al estómago trabajar de manera más eficiente y descomponer los alimentos más rápido.

Es bueno para los dientes

Los huesos que sostienen los dientes consiguen un ‘entrenamiento’ cuando se mastica, ayudando a mantenerlos fuertes. La saliva producida al masticar también es beneficiosa, ayudando a limpiar las partículas de comida de la boca y eliminar las bacterias por lo que puede reducir la acumulación de placa y caries dentales.

Disfruta mejor su comida

Si se precipita en su comida sin apenas masticar, no llegas a degustar ni a disfrutar de los manjares. Cuando se toma el tiempo necesario para masticar adecuadamente los alimentos, te obliga a reducir la velocidad, saborear cada bocado y realmente disfrutar de todos los sabores de sus preparaciones.

De ahora en más, ten en cuenta estos puntos en cada uno de los bocados y luego nos cuentan como ha cambiado su vida solamente aprendiendo a masticar.

También leyeron...



Deja un comentario

avatar

wpDiscuz